jueves, 28 de junio de 2007

Golpe de sombra


Te regaló una tarjeta, Claudio, con una frase que te hizo gracia. Luego, bajo el sol, decidieron comer un helado. De golpe ella te dijo que había otro y tú, Claudio el pensante, el siempre tolerante, el de mente abierta, suspiraste sin reaccionar. Pero tu sombra se puso de pie, Claudio, y tu helado en su mano se convirtió en un cuchillo gigantesco que se abatió mil veces sobre la sombra de ella. Tú fingiste no haber oído nada y seguiste con cara de piedra, pero el daño estaba hecho, la policía había llegado, ella sangraba sin remedio mientras tu sombra escapaba por el techo. La tarjeta, que se empapaba en sangre, te dijo por última vez te regalo una sonrisa.

1 comentario:

Pulgosa dijo...

VISA recomienda: no aceptes tarjetas de individu@s dudos@s, jiii.

Pulgosa