jueves, 8 de noviembre de 2007

Angst und frieden

Tengo frío y tengo sueño. La barrera entre el alma y la mente es el cuerpo, así que me lo salto y descubro: tras el frío y el sueño están el dolor, la reparación, el miedo al consuelo y al amor. Vuelvo a la mente. Tengo ganas de todo y de nada. De escribir un par de comerciales que queden bien, de los cuales estar orgulloso. De hacer algo en BTL, un evento, algo que me quite la sensación de que aquí nunca pasa nada. De hacer cosas diferentes en teatro, en especial monólogos. De dictar otro curso. De pagar mis deudas. De colmarme de obligaciones. Dicen los sicólogos que se llenan de ocupaciones los que están vacíos de amor. Puede ser. La vida cambia el camino constantemente y he empezado a repletarme de todo. Tal vez cuando vuelves a llenarte de amor también te pones tan nervioso que vuelves a llenarte de ocupaciones. Quizás es la hiperactividad, la primavera, la angustia. Tengo frío. Tengo sueño. Tengo ganas de cansarme. Tengo cuerpo, mente y alma. Por lo menos ya empezó a salir el sol.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando dejes de disfrazar lo que sientes y descubrir que el amor no es sinónimo de dolor...podrás dejar de sentir frío, miedo y hasta sueño...El sol nunca se va, siempre está ahí, es sólo que no quieres verlo...

bea dijo...

ganas de hacer y ser...igual yo. besosss

Laura dijo...

pucha, ahora entiendo por que estoy taaaaaaaaaaan ocupada!!! :(

MUA - Jime Lindi dijo...

¿Los sociólogos dicen eso? ¿Los señores de gafas y de libro bajo el brazo? dicen eso? ....

Anónimo dijo...

es sabido k la franela siempre resulta de mal gusto pero su blog me encanta!... pusha como m arrepiento de haberme tirado sus clases profe...ahora k las recuerdo eran divertidas lo mejor de esa facultad de mierda. Naa mas.
Nebulosa
http://karinavasquez31.spaces.live.com