lunes, 17 de diciembre de 2007

Mi nombre es Legión


TODAS LAS CARTAS DE AMOR SON

Todas las cartas de amor son
ridículas.
No serían cartas de amor
si no fuesen ridículas.
También en mi tiempo yo escribí cartas de amor,
como las demás,
ridículas.
Las cartas de amor, si hay amor,
tienen que ser
ridículas.
Pero, al fin,
sólo las criaturas que nunca escribieron
cartas de amor
son las que son
ridículas.
Ojalá volviera al tiempo en que escribía
sin darme cuenta
cartas de amor
ridículas.
La verdad es que hoy
son mis recuerdos
de esas cartas de amor
los que son
ridículos.
(Todas las palabras esdrújulas,
como los sentimientos esdrújulos,
son naturalmente
ridículas.)

De Fernando Pessoa, poeta portugúes (1888-1935) o mejor dicho de uno de sus muchos heterónimos, personalidades de nombres diferentes con las cuales escribía libros de poesía diversos y únicos, y algunos también bastante esdrújulos. Más sobre él en la Wikipedia.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Entonces celebremos la ridiculez esdrújulamente: "atrápame, amárrame, absórbeme,poséeme, maltrátame(no esa no),abrázame, discúlpame, enróllate, respétame, conquístame, desnúdate, desvísteme
estírate relájate, bésame, duérmete"

Que vivan las emociones y manifestaciones más sinceras y ridículas si son por amor...

Mu dijo...

me gusta, lo voy a guardar.

Anónimo dijo...

No me conoce ni yo a usted. Sólo llegué a estos lares por buscar algo...interesante su blog...interesante poema...pero qué lindo reírse de la ridilez!
Saludos desde Argentina