miércoles, 9 de abril de 2008

"Tá bueno"

El amor empieza cuando se rompen
los dedos
y se dan vuelta las solapas del traje,
cuando ya no hace falta pero tampoco
sobra
la vejez de mirarse,
cuando la torre de los recuerdos, baja o
alta,
se agacha hasta la sangre.
El amor empieza cuando Dios termina
Y cuando el hombre cae,
mientras las cosas, demasiado eternas,
comienzan a gastarse,
y los signos, las bocas y los signos,
se muerden mutuamente en cualquier
parte.
El amor empieza
cuando la luz se agrieta como un
muerto disfrazado
sobre la soledad irremediable.
Porque el amor es simplemente eso:
la forma del comienzo
tercamente escondida
detrás de los finales.
Poema de Roberto Juarroz que me envió Gabriel Gargurevich.

1 comentario:

Luna Roja dijo...

Está bueno, aunque mi visión del amor cada dia se pone más positiva, por lo que verlo como el comienzo del fin me resulta triste y angustiante. Yo lo quiero ver y vivir como el comienzo de un camino vació que será llenado paso a paso, piano piano, rico rico.

Por cierto, no abandones a "De repente un dia" ahora que existe "Tu vida es puro teatro", imagino que quita tiempo, sobre todo cuando ambos son importantes, pero se extraña!

saludos cariñosamente lunáticos...