jueves, 20 de agosto de 2009

Así son las cosas.

Lo impulso a divorciarse porque lo quiero y luego lo abandono porque me conviene.
Regreso a su lado -porque lo quiero- pero me voy con otro... porque me conviene.
Me iría a vivir con él porque lo quiero. Me voy a vivir sola porque me conviene.
Acepto que me llame tonta (porque lo quiero) aunque lo engañe mucho (porque me conviene).
Se fue a vivir con otra y me dio pena, porque lo quiero.
Hoy digo que lo amo y hasta llamo a saludarlo, pero no sé por qué hago eso.

5 comentarios:

PELO-PON-ESO dijo...

Lo peor es cuando juegan con uno,
!es horrible!...lo mejor es cuando juegas a ganador.

negri dijo...

xq le conviene...!

Anónimo dijo...

La rememoras...porque la quieres...todavía...pero no te conviene.

Anónimo dijo...

Ahora quieres a otra y eso te conviene!

Anónimo dijo...

Jaa la reconocieron, no le conviene!!!!