jueves, 30 de abril de 2009

La mejor amiga


Tenía cuatro patas
cola peluda
y ladraba
pero yo creí que era una chica
yo creí que era una chica.

Aullaba a la luna llena
cuidaba como oro
sus huesos
perseguía camionetas
pero yo creí
-lo juro-
creí que era una chica.

Saltó en una todo terreno
y no la vi nunca más.
Volvió al mes, sucia y contenta.
(Seguí creyendo lo mismo).

La dejé un día
acercarse
dormir al pie de
mis sueños
lamerme las manos los días grises.
Hablarme de jugar
de rabias
del futuro.
Hasta que la encontré con otra chica peluda
como ella
se olían se lamían
como nunca me había lamido
se encaramaban se revolvían
le pregunté quién es ella
no quiso decir su nombre pero lo leí en la placa
que colgaba de su cuello
que no pude apretar.

La escucho rascar la puerta mientras finjo que no existo.

Nadie sabe si soy loco,
yo creí que era una chica.

Qué habrá pensado de mí.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

O sea: era una perra.

Anónimo dijo...

o una zorra, mmm, no me gusta...

Anónimo dijo...

Yo sé quién es!!!!

César dijo...

Yo también...

Anónimo dijo...

es un poema inventado por ti o es de otro autor. Esta bueno.

César dijo...

El autor soy yo, la perra ya te cuento...