domingo, 22 de abril de 2007

Pasajero de la nada


Cada vez que llego a un aeropuerto y nadie me recibe, me siento desolado. Me provoca revisar qué he hecho con mi vida para que ningún amigo, amante o siquiera un conocido pase a recogerme. Y la palabra recogerme dice mucho de lo que siento. A veces hay un taxista con un cartel y pienso: como otros pagan por mujeres para creer que los aman, yo contrato un chofer para que alguien tenga mi nombre en sus labios, o en su cartel. Me siento un niño perdido, es una de esas cosas que se podrían hablar por meses con una terapeuta. Que se podrían llorar por días sin explicación. Y cuando mis ex-parejas se ofrecían a recoger a alguien (parientes, amigos de toda la vida, ex amores, quien sea) yo me dividía en dos y uno de nosotros, el invisible, siempre volteaba hacia ella y le decía inaudible: ¿y a mí por qué no me recoges nunca? Entonces ella me preguntaba: ¿dijiste algo? y yo le respondía que no, y ella se iba y donde fuera que me dejara para partir a recibir a otro, se formaba un aeropuerto enorme a mi alrededor.
Sólo tú fuiste a recogerme.
Recién hoy descubro cuánto te agradezco.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Sólo una vez en mi vida he recogido a alguien de un pequeño y folklórico aeropuerto peruano...muy temprano con el sol asomando. Luego, antes de llegar siquiera al hotel, paramos a tomar un rico mate de coca, pero antes visitamos una iglesita blanca...y así. O fue al revés?. Ya no me acuerdo, estaba tan emocionada que el orden de las cosas daba igual. Una vez me sentí muy desolada cuando nadie me sacó del aeropuerto, es cieto lo que dice tu pequeña historia, la comparto, es muy real. Pero en fin. Esa única vez que fui al aeropuerto me sentí nerviosa, emocionada..y es que era y es una persona muy importante y además no sólo recoges a una persona...para mi se recogen y se toman muchas cosas más..
Gracias, siempre, por ese momento

luna roja

Anónimo dijo...

La foto está buenaza. De dónde?

Anónimo dijo...

No recojas a las que no te recogen puessssssssss

Anónimo dijo...

No esperes a nadie y siempre serás feliz.
S.

Anónimo dijo...

me gustaria un dia recogerte... y quizas recogerte muchas veces mas...

Laura dijo...

si pues, el jueves me espera un aeropuerto desconocido, grande y ajeno.

Y yo estare sola, como tantas veces, sin alguien que me recoja, sin alguien que me espere...

Anónimo dijo...

Bien huachafo estás! Fácil te recogieron de chibolo.