miércoles, 13 de enero de 2010

Desfondado

Soy el cántaro quebrado, para siempre vacío. Ayer fui útil y hoy soy despojo, jardín de arañas, nido de palomas. Perdí el sentido, la alegría y el nombre. Parezco capaz de contenerlo todo pero en mí sólo caben suspiros y palabras. Háganme trizas, llénenme de olvido: quiero volver al barro primigenio de donde nacemos los cántaros, el polvo, la sal y los hombres tristes.

El cuadro es de William-Adolphe Bouguereau.

4 comentarios:

Mu.- dijo...

aún te pueden pegar, sabías no?

Lady Blue dijo...

precioso.

El Pinto dijo...

Detras de cada foto esta un trozo de vida, de sentimientos, de nostalgias, incluso de amor y recuerdos.
Salud

Anónimo dijo...

Uy estamos tristes !!!! animo, animo, animo, animo, animo...