jueves, 23 de noviembre de 2006

Las libretas más feas del mundo

Yo te extrañaba. Me sentía solo. La soledad más horrible del mundo. Ella vendía libretas. Gracias por detenerte, me dijo conmovida cuando le pregunté el precio. Las libretas eran feas. Ella no. ¿Cuál me recomiendas?, pregunté con crueldad. Ella tomó una, me la alcanzó y me dijo: todas me quedan igual pero esta es la mejor, le ajustaría el hilo pero se rompió mi aguja y no tengo plata para comprar otra. Volví a sentirme solo y apenado. Le dije mientras pagaba: tú me vas a traer suerte. Y contestó: y vos a mí. Que nuestra suerte sea brillante como tus ojos. No como tus libretas. No como la soledad.

1 comentario:

Capitán Futuro dijo...

Ví tu página.....es más, como entré en dos momentos me di cuenta de lo nuevo que pusiste y me quedé impresionada de todo lo que tienes dentro y de la capacidad para captar, transformar y escribir todo lo que te pasa , lo que ves, vives etc....que envidia
Sentí que estaba dentro de tu cabeza con tus miles de pendientes y listas de cosas ...... más o menos como es la mía, llena de cosas que quiero hacer y de miles de otras que apunto por que me interesan y guardo para hacerlas...algún día?
Podré llevarme esos papelitos a mi otra vida para hacerlas ahí? Recordé una pela que vi hace una semana donde un chibolo sin mamá reflexionaba al ver a un amiguito que lo recogía su mamá y ni hablaban, el decía: si tuviera una mamá la usaría mejor, hablaría con ella, la abrazaría, no la dejaría.....
en fin creo que debemos usar mejor nuestras vidas. Sentí que este viaje ha sido, o te ha servido como un retiro, un reencuentro con tu yo, escondido entre tanta huevada, frivolidad, barreras y bloqueos emocionales.....veo esta página y no corresponde al César que interpretas aquí todos los días, es otra persona mucho más chévere y sensible....
Yo