lunes, 27 de noviembre de 2006

¿Se entiende la gente?



El director citó a los padres pero la alumna vivía sólo con la madre. Confiaba en que el diálogo lo resolvería todo. La niña había insultado, derribado y golpeado al alumno más grande del salón. Parecía defensa propia pero lo usual era discutir estos temas citando a los papás de los implicados. Los padres del niño esperaban tranquilos, sin saber cómo dialogar con el director. La madre de la niña llegó al fin, entró y -de inmediato- insultó, derribó y golpeó al director.

1 comentario:

Mefisto, Cazador de almas dijo...

Tal vez no entendamos jamás a la gente, pero si lo suficiente para evitar que entremos en el mismo circulo vicioso de atacar y luego preguntar.