martes, 28 de noviembre de 2006

Ninguna infancia merece el olvido


Tras más de 20 años de trabajar como periodista entre Buenos Aires y Génova -además de escribir cuentos y novelas- Cristina Civale ha publicado un libro titulado NIÑOS: lejos de Disneylandia. Aunque el título es feo las historias que contiene son pasmosas, todas referidas a chicos que sufren abuso, distintos casos criminales tan conmovedores que uno no puede leer el libro sin detenerse a maldecir de vez en cuando.
Sabine, una niña belga, es raptada y violada por un secuestrador que le hace creer que es su amigo y la obliga a escribir cartas a sus padres, las que nunca envía. Iqbal, un esclavo pakistaní líder de los niños tejedores de alfombras, termina asesinado a tiros luego de ganar un premio en Boston por su labor humanitaria. Ester, una niña chilena de 28 días de nacida, es víctima de su propia madre, enferma del síndrome de Munchausen por proxy. Y como estos, siete casos más, a cual más escalofriante. Sustentadas con cifras y citas siempre pertinentes, cada historia nos enrostra el sufrimiento de las víctimas y la perversión de nuestra sociedad, enemiga de los débiles. Si hay algo más terrible que el inmenso dolor que causamos los humanos a nuestras crías, díganme qué es.

2 comentarios:

FRANCESCA OTT MCKAY dijo...

estupendo blog, querido. Me dan ganas dse hacer uno...ya veré y te cuento.

gustavo ott

Kike dijo...

bien Eisenstein la carátula ah...