jueves, 30 de noviembre de 2006

Siempre falto yo

Cuando tú partas partiremos todos
Tú hacia el futuro
Yo hacia el olvido
Los demás
A espiar otros romances

Aprenderemos / como los gatos
Que todas las distancias unen.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

eso dependerá de lo que significó uno.
Quizás no partas hacia el olvido y permanezcas por siempre en la memoria ( y si eres ambicioso en el corazón )

Luna roja dijo...

Parte el cuerpo, mas no el alma, mas no las vivencias que quedan grabadas. Así como parte o muere un personaje y el actor se convierte en un almacen de memorias y palabras, de voces y de gestos, de nombres que no partirán por haber dejado huellas en el actor, que ya no es más el mismo actor. El tiempo no existe. Puedes partir en este instante o puedes quedarte a vivir el infinito en la mente, el cuerpo o el corazón de quien tú prefieras.
Hoy mismo parto a mirar nuevas ventanas, pero esos zapatos rojos siguen andando conmigo.

Luna roja

acidez cerebral dijo...

en el momento en que llegan imperceptiblemente ya se fueron.